Páginas vistas en total

martes, 3 de febrero de 2015

SINTERKLAAS,UN PAPA NOEL ESPAÑOL EN HOLANDA.

Todos los niños holandeses adoran a Sinterklaas, también conocido como San Nicolás. Se le reconoce por su llamativa capa roja con gorro rojo y la gran barba blanca. Este santo llega cada año a mediados de noviembre en un barco de vapor lleno de regalos junto a sus ayudantes, conocidos todos ellos como Zwarte Piet (Pedro el Negro).
Para los niños, esto significa ha llegado el momento de dejar el zapato junto a la chimenea o la puerta trasera. Por la noche, San Nicolás monta su caballo blanco, Amerigo, y cabalga por los tejados para dejar pequeños regalos o golosinas en los zapatos de los niños, con la colaboración de sus ayudantes. Los dulces tradicionales son galletas de jengibre, galletas de especias, mazapán y letras de chocolate. Aplaca tu antojo por los dulces y compra estas golosinas en cualquier supermercado o panadería.
La festividad se celebra el 5 de diciembre, cuando se intercambian los obsequios. Los niños le cantan canciones a San Nicolás a viva voz hasta que oyen que llaman a la puerta. Si se han portado bien, encontrarán una bolsa llena de regalos al abrirla. Dado que San Nicolás y Pedro el Negro no son reales, los adultos a todo lo ancho y largo de los Países Bajos se disfrazan de San Nicolás o Pedro para deleitar, y a menudo confundir, a los niños pequeños.
Los niños mayores y los adultos también celebran el 5 de diciembre. Antes de la festividad, juegan al amigo invisible y cada uno le hace un regalo a otro. Los obsequios se envuelven de modo que no revelen su contenido y, a menudo, van acompañados de poemas graciosos con juegos de palabras dirigidos al destinatario. Estos obsequios son el modo perfecto de hacer broma sobre alguien delante de toda la familia.
Con la Navidad a la vuelta de la esquina las calles de Ámsterdam ya están engalanadas con luces multicolores y los amsterdamers se afanan con las compras navideñas. A los de fuera quizá nos pareceria que comprar regalos con tanto adelanto es un poco precipitado, pero todo tiene su explicación: la llegada del Papá Noel español, Sinterklaas.
Pero, ¿quién es Sinterklaas? Si en España los personajes favoritos de los niños en las fechas navideñas son Papá Noel, los Reyes Magos o ambos para los más afortunados, en Holanda el personaje más popular es Sinterklaas, un obispo gordinflón con barbas blancas que llega con sus ayudantes, los Zwarte Pieten (Pedros Negros), desde Madrid en barco, sí, como lo oyen, ¡en barco!
Tras investigar un poco, se entiende la compleja ruta de navegación que plantea esta tradición.La explicación tiene que ver con una particular interpretación de datos históricos que han beneficiado mucho a la reputación de los españoles entre los niños holandeses.
Se piensa que Sinterklaas o San Nicolás nació en el año 280 en Patara (Licia, Turquía) en tiempos del Imperio Bizantino. El señor en cuestión se convirtió en obispo de Mira, la capital de Licia y murió el 6 de diciembre 342. Tras ser convertido en santo por la Iglesia Católica y con la invasión de los musulmanes, la Iglesia decidió trasladar los restos a Bari, en el antiguo reino de las Dos Sicilias, donde el emperador Carlos V más tarde sería rey. En el momento en que Felipe II, su hijo, heredó los Países Bajos, España y las Dos Sicilias, el enclave era territorio español y de ahí la confusión de que San Nicolás (Sinterklaas) llegue de España y, por simplificación, de Madrid.
San Nicolás es, entre otras cosas, el patrón de los niños, de la ciudad de Ámsterdam y de los marineros, y este estrecho lazo con los marineros explica que llegue a Holanda desde España en barco de vapor.
Y ahora, ¿quién son los Zwarte Pieten? Los Zwarte Pieten o Pedros Negros son los ayudantes de San Nicolás y su función principal es entretener a los niños y repartir golosinas, pepernoten (una galleta con forma irregular y sabor a anís) y regalos para los niños que han sido buenos.
El hecho de que los ayudantes que llegan de Madrid sean negros da también mucho de que hablar. Hay quien asegura que los niños están manchados de negro por el hollín de las chimeneas por las que bajan para dejar los regalos y otros que simplemente son negros.
Las tradiciones son tradiciones y a los niños que se pintan la cara de negro para disfrazarse de Zwarte Piet no les importa tanto la exactitud de la historia.
Figuras estrechamente relacionadas también son conocidos en la Europa de habla alemana y territorios históricamente influenciados por la cultura alemana, que incluye: Suiza, Alemania y Austria, la región del Tirol del Sur en Italia, Nord-Pas de Calais, Alsacia y Lorena en Francia -, así como en Luxemburgo, partes de Europa Central y los Balcanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...