Páginas vistas en total

domingo, 17 de marzo de 2013

ISLAS SALVAJES...¿ ESPAÑOLAS O PORTUGUESAS ?

Islas Salvajes, un pequeño archipiélago del océano Atlántico que enfrenta desde hace siglos a España y Portugal.
Hablamos de un conjunto de tres islas y doce islotes situado entre Madeira y las Canarias con una extensión de 2,73 kilómetros cuadrados. Más allá de su valor natural, -posee hasta 50 especies propias de fauna y flora- que justifican su declaración como reserva de la biosfera, este recóndito lugar del océano ha protagonizado uno de los conflictos "fronterizos" menos conocidos, y a la vez más espinosos en la historia de España con otro país, por encima de "perejiles" y otras hierbas.
Aunque ya aparecían en algunos mapas del siglo XIV, el primero en bautizarlas con este nombre fue el navegante portugués Diogo Gomes en el siglo siguiente. Desde entonces y durante mucho tiempo después, fueron visitadas intermitentemente por portugueses y españoles, que las consideraban como suyas, a pesar de no asentarse de forma definitiva debido a su aislamiento e inhabitabilidad. Tras varios intentos infructuosos por ambas partes para tratar de legitimizar el territorio, en 1939 y aprovechando la triste y delicada situación que atravesaba nuestro país tras la guerra civil, la nación lusa consiguió que un organismo internacional emitiera un dictamen en su favor que España nunca ha llegado a reconocer.
Hay que remontarse al año 1438 para encontrar la primera reclamación de soberanía sobre este territorio. El navegante Diogo Gomes de Sintra, al regresar a Portugal desde Guinea, proclamó haber descubierto de forma casual Las Islas Salvajes, sin embargo, existe constancia de la existencia de estas islas desde mucho antes ya que aparecen bien identificadas en el mapa de los hermanos Pizzigani fechado en 1364.
Los barcos castellanos visitaron de forma habitual las Islas Salvajes durante todo el proceso de conquista de Canarias, pero no llegaron a colonizar estas isla porque las consideraban inhabitables, sin agua, con peligrosos arrecifes, inaccesibles acantilados, suelo pedregoso y esteril y un nulo valor económico. A pesar de no habitarlas se dió por sentado que pertenecían al conjunto de Canarias, aunque al parecer los portugueses no pensaban lo mismo.
Las islas se mantuvieron deshabitadas, a pesar de que tanto portugueses como españoles intentaron que llegase a buen término, incluso hubo portugueses que declararon que les pertenecía legalmente y las calificaron como propiedad privada.
En 1881 España consideró que se trataba de un peligro para la navegación hacia Canarias por lo que decidió actuar en Las Salvajes y construir un faro, provocando inmediatamente la condena y protesta de Portugal. La respuesta española fue:
“De los antecedentes que existen en el Ministerio de Estado en Madrid, se deduce claramente que no está determinado si la soberanía de la isla pertenece a España o a Portugal.” 
Ministerio de Negocios Extranjeros, datado de 23 de julio de 1881.
El proyecto del faro se paralizó hasta 1911, cuando España comunicó a Portugal su intención de instalarlo e incorporar definitivamente las Salvajes a Canarias, pero se llegó a un acuerdo entre España y Portugal para evitar cualquier acto que pudiera obstaculizar una solución pacífica y amigable. En 1929 el contraalmirante Gago Coutinho declaró que las islas pertenecian a Madeira y, por tanto, a Portugal; hecho que fue corroborado en 1938 cuando una Comisión Permanente de Derecho Marítimo Internacional dictaminó en favor de este último.
España no reaccionó ni envió a nadie para defender su posición ante la comisión, debido a que estábamos inmersos en plena Guerra Civil, pero a día de hoy no se ha aceptado la anexión.
El principal problema que rodea a las Salvajes, y origen de la mayoría de conflictos, se centra en el dominio de las aguas territoriales. Según la legislación marítima internacional: “cualquier trozo de tierra que sobresalga del mar posee doce millas marítimas de control exclusivo para el país soberano. Si ese territorio estuviese habitado le corresponderían otras 188 millas, hasta completar las 200 millas de Zona Económica Exclusiva, o ZEE”.
Esto supone una gran superficie, la posibilidad de explotar grandes caladeros o, como se comentó en su día, el hallazgo de nuevas explotaciones petrolíferas.
Cuando entre un país y otro no hay suficiente espacio para dos zonas, la frontera martítima se traza de forma equidistante entre una costa y la otra, y aquí es donde surge el problema. Para España las Islas Salvajes no son territorio habitado porque allí no reside nadie de forma permanente, solo militares y guardianes del parque que se van turnando cada tres semanas, pero para Portugal esto evidentemente es suficiente, y dice que si no vive más gente allí es porque es una reserva protegida y las leyes de gestión medioambiental lo impiden.
La diferencia entre la interpretación uno y otro país supone más de 150 kilómetros de distancia entre un límite y otro, lo que implica decenas de miles de kilómetros cuadrados de ZEE de diferencia.
En el mapa se pueden ver las ZEE de Canarias y Madeira, según la interpretación portuguesa. La reclamación española dejaría el límite marítimo a mitad de camino entre las Canarias y Madeira, otorgándole a España varios miles de kilómetros cuadrados más.

5 comentarios:

  1. Las islas salvajes son Españolas sin duda alguna.
    Lo que me da vergüenza que el gobierno Español no defiende los intereses Españolas y como consecuencia nos perjudica en el tema de Gibraltar y se aprovechan todos los gobiernos de España a que eso no tienen cojones de hacerlo con Inglaterra enseguida salta pero nosotros que?

    ResponderEliminar
  2. Donde están nuestros políticos para defender los intereses de España!
    ya esta bien!

    ResponderEliminar
  3. A v/ voracidade pelos territórios Portugueses não acaba nunca???
    Tomem mas é conta da Catalunha, da Galiza e do País Basco!
    Ainda não perceberam que a Espanha é apenas e só Castela e Andaluzia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querida fernanda..este es un articulo que lo unico que pretende es entretener y dar a conocer...la cuestion final la deberan resolver otros organismos...no es cuestion de hacer un reto ...simplemente como dije entretener y cuestionas...veo innecesario tu aparentemente cabreo y tu enfado con españa...un saludo i

      Fernanda querida...Este é um artigo que todos procuram é entreter e divulgar o final pergunta... deve resolver outras agências... não é uma questão de fazer um desafio... .simplemente como disse para entreter e pergunta... ver desnecessária sua raiva aparente e sua raiva com a Espanha... uma saudação eu

      Eliminar
  4. As ilhas, repito ilhas Selvagens são território integrante da república portuguesa e reconhecido pela ONU, na questão territorial não há qualquer discussão. A questão discute-se nas 200 milhas que integram a ZEE portuguesa e que colide com a Espanhola nessa zona. Os espanhóis argumentam que as Selvagens não são ilhas mas sim rochedos, Portugal argumenta e bem que são ilhas e logo tem pretensões às 200 milhas a sul das ilhas. Ora cientificamente a definição de ilha é clara, uma porção de terra rodeada por mar por todos os lados, além disso o direito do mar confere justamente que qualquer território habitado que confina com o mar tem o direito exclusivo ao mar nas 200 milhas. As Selvagens são habitadas e tem potencial científico logo estão enquadradas dentro desse direito do mar. Espanhóis há que saber respeitar as regras como são mesmo que não nos goste.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...