Páginas vistas en total

viernes, 8 de febrero de 2013

VA DE ANIMALES: LA JIRAFA.

La jirafa, como la mayoría de los mamíferos, tiene sólo siete vértebras cervicales, que son muy alargadas para sostener su cuello largo y musculoso. La jirafa, debido a la gran distancia que existe entre el corazón y la cabeza (situada muy por encima de aquél cuando el animal está erguido, y muy por debajo cuando la baja), las jirafas precisan de un mecanismo regulador que mantenga constante la presión sanguínea del cerebro; para ello poseen un sistema formado por pequeñas arterias que se dilatan en distinto grado, y permiten estabilizar la presión sanguínea en el cerebro.
Este sistema se denomina retículo admirable. De esta forma, cuando la jirafa baja la cabeza, la arteria carótida externa se llena de sangre, e impide el excesivo flujo de ésta al retículo admirable; a la vez, la vena yugular impide el reflujo sanguíneo gracias a una serie de válvulas dispuestas a lo largo de este vaso. Cuando la cabeza está erguida, la sangre procedente de la arteria carótida interna pasa al retículo, que mantendrá el riego sanguíneo del cerebro. Hembras y machos están provistos de dos o cuatro cuernos cortos, romos y cubiertos de piel. La lengua es larga (llega a medir hasta 40 cm de longitud), y flexible; la utilizan junto con el labio superior para arrancar las hojas de las ramas más altas de las acacias, que constituyen uno de sus alimentos principales. El pelaje ostenta manchas de pelos de color oscuro, situadas sobre un fondo de color crema, lo que constituye un camuflaje perfecto entre el conjunto de luces y sombras típico de las enramadas.
A medida que la jirafa crece, su color se hace más oscuro. Cada animal posee su propio diseño de manchas. La jirafa llega a vivir hasta los 26 años en libertad y hasta los 36 en cautividad. A parte, la jirafa es el animal más alto del mundo, con un cuello muy largo, un lomo descendente y largas patas. Tiene un par de cuernos en la cabeza de unos 10 centímetros. Color pardo castaño recortado por una red de líneas de color amarillento claro. Tiene una altura de 5 a 6 metros y su peso llega a 1.180 kilos.Las jirafas llegaron a vivir en el Sahara Central. Sin embargo, fueron exterminada en la mayor parte de África Occidental a causa de las cacerías. Actualmente hay jirafas en estepas o montes muy abiertos, cubiertos de matorral y acacias.
Las crías de la jirafa nacen durante todo el año, después de un período de gestación que dura 450 días. Nace una cría cada vez, aunque se han registrado ocasionalmente partos de mellizos.A pesar de parecer un animal lento, la jirafa es un animal que puede correr a una media de 56 kilómetros/hora. Este animal salvaje tiene un oído muy fino y su vista alcanza una distancia increíble. La jirafa no es muda, como se ha creído hasta hace muy poco. Emite una especie de lamentos y algunos bufidos. Suelen ser atacadas por los leones, particularmente cuando comen o beben en el suelo y no poder defenderse, al tener las patas delanteras muy abiertas.El régimen alimenticio de la jirafa concuerda con su físico; come las hojas de los árboles para lo cual le sirve su larga lengua. Las que viven en el sur de África prefieren las ramas y hojas que tienen espinas. La peculiaridad de las jirafas, es que cuando se nutren con alimentos frescos y jugosos pueden permanecer mucho tiempo sin agua, pero en las épocas de sequía recorre varios kilómetros para beber en las lagunas pantanosas o en las charcas. El alimento favorito de la jirafa es la Acacia, árbol que crece en la sabana africana, siendo un animal altamente selectivo en lo que come cuando tiene alimento para elegir. A pesar de esto en caso de necesidad no tiene problema en adaptarse a otros alimentos. También consume otro tipo de árboles así como hierbas. Para beber agua y alimentarse con hierbas la jirafa debe agacharse lo que la coloca en una posición vulnerable.
La lengua de la jirafa así como su aparato digestivo adaptado le permite alimentarse con vegetales espinosos, los cuales digiere sin ningún tipo de problema. Las jirafas pasan entre 16 y 20 horas al día alimentándose y pueden hacerlo durante la etapa más calurosa del día cuando tiene crías, ya que los depredadores a esa hora están inactivos. Pueden llegar a comer 65 kg de vegetales. La jirafa, al igual que las vacas, es un animal rumiante cuenta con 4 estómagos y su digestión es similar a la del resto de los rumiantes (la digestión toma un tiempo relativamente largo).Las jirafas forman grupos inestables en manadas desde 3 a 40. Las manadas están formadas por un grupo de machos mayores (hasta 8), por hembras, adultos y jóvenes de ambos sexos. La manada está dominada por el macho mayor y guiada por una hembra. Suelen vivir en lugares de arbolado disperso y poco elevado. Las jirafas macho suelen enfrentarse entre ellos de forma frecuente. Se sitúan en pie, el uno contra el costado del otro. Uno de ellos baja la cabeza y balancea el cuello hacia la cabeza o el cuerpo de su oponente. Los golpes con la cabeza y el cuello son escasos y los daños son mínimos. Estos enfrentamientos se deben principalmente a la defensa del territorio.
Hasta aquí los datos más conocidos, veamos un poco de lo más curioso de las jirafas.
 Aunque no lo crean, su largo cuello no es diferente del nuestro, o sea, no tiene vértebras extra, sino que sus siete vértebras son más alargadas. El cuello las jirafas suelen usarlo para muchas cosas, como por ejemplo el combate. Sus luchas consisten en chocar los cuellos.
 Por culpa de este cuello largo, debe tener un corazón enorme, que bombea sangre al sobre de la presión sanguínea normal en otros mamíferos de gran tamaño. Esto para que pueda llegar sangre a su cerebro. Por su sistema circulatorio corre la sangre a gran presión, por lo que la cabeza de la jirafa debería explotar cuando se agacha, por el exceso de sangre. Pero no lo hace porque en lo alto del cuello tiene un sistema de regulación de la presión que le permite bajar la cabeza para tomar agua.
Esta misma super presión sanguínea no sólo debería volar su cabeza cuando se agacha, sino que sus patas, que soportan la gran presión de la sangre y de la gravedad, deberían sangrar todo el tiempo por los poros. Pero también está prevenida para esto, por supuesto, con una piel muy gruesa y ajustada en sus extremidades inferiores.
 La nariz de las jirafas también es curiosa, ya que sus fosas nasales pueden cerrarse a voluntad, para que no le entre polvo cuando los vientos soplan fuerte.
Una curiosidad de comportamiento es que cuando envejecen buscan la soledad, se apartan de los grupos que pueden llegar a 30 jirafas jóvenes. Algo interesante, también, es que las jirafas son el mamífero que menos duerme. Apenas un promedio de 2 horas al día, pero a ese promedio llegan con pequeñas siestas de entre 5 y 10 minutos. Su forma de comunicación también es curiosa, ya que las jirafas suelen ser silenciosas, aunque sólo para el oído humano, ya que muchos de sus llamados son a través del infrasonido. Aunque se la puede escuchar con su canto (tos) de cortejo. No producen otros sonidos, ya que no poseen cuerdas vocales.
Su lengua, negra, es extremadamente larga, 50 centímetros, para poder rodear y romper ramas, incluso rodean y rompen las espinas más fuertes. La lengua también le permite limpiarse las orejas, como su pariente el okapi. Las jirafas suelen vivir muchos años, entre 20 y 30 años, y también es mucho el tiempo que pasan dentro de su madre, ya que la gestación dura entre 14 y 15 meses. Ya vimos aquí, cómo dan a luz las jirafas. Las “pequeñas” crías, suelen medir 1,8 m de altura, y a las pocas horas ya están correteando, sin distinguirse de una cría con varias semanas. Aunque son muy protegidas por sus madres durante sus primeros tiempos, y no en vano ya que entre el 25 y el 30 por ciento de las jirafas suelen llegar a la adultez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...