Páginas vistas en total

martes, 26 de febrero de 2013

EL JAZMIN

Los jazmines sin duda son una de las plantas aromáticas preferidas de las personas, amantes de la jardinería o no, en todo el mundo. Su exquisita fragancia se puede percibir incluso estando a unos metros de distancia la convirtió en una planta que no debe faltar en ningún jardín.
Su nombre proviene del idioma persa y significa “regalo de Dios”. La planta requiere cuidados diarios muy específicos que determinarán en gran medida la calidad y cantidad de flores que tendrá. La época de floración es de agosto a octubre y se debe recolectar al amanecer, antes que el sol salga con fuerza porque sino se pueden dañar. Si bien es muy frecuente encontrar espacios verdes con esta especie, para que crezca y cada temporada brinde radiantes jazmines se le debe dedicar tiempo.
Existen más de 200 especies de jazmines que se clasifican en dos grupos: arbustos y trepadoras. Ambos cuentan con hojas unifoliadas, trifoliadas o imparipinnadas. Las flores que desarrollas son bisexuales y pueden ser de color blanco o amarillo.
Al ser una especie de rápido crecimiento se lo debe podar frecuentemente. Lo que refiere a la luz necesitan estar expuestos directamente al sol aunque pueden desarrollarse sin problemas a la sombra. El suelo para su óptimo cultivo no tiene características especiales, pero se debe evitar que sea seco o drene mal.
A pesar de existir una gran variedad de jazmines, los más conocidos y utilizados son unos pocos. Entre ellos podemos nombrar al Jazmín del Cabo. Sus hojas son de un color verde intenso con brillo especial y perenne. Su crecimiento es paulatino aunque brindándole condiciones de calidad puede crecer de manera más ágil.
El suelo ideal para su desarrollo es el ácido. Es apto para ser cultivado en macetas si se controla su crecimiento. Es vulnerable a ciertas plagas, como la mosca blanca o la cochinilla.
Otra variedad popular es el Jazmín Chino, esta es una planta trepadora de hojas perennes y ramas ligeras. A partir del fin del invierno comienza su floración, que es muy abundante y con un excelente aroma. Cuando sus flores se secan no se desprenden de la planta, por eso luego de la floración es necesario realizar una poda. Se enreda sin mayores problemas a las guías que se le proporcionen.
Las plantas de jazmines se lucen en jardines y parques por ser estéticamente bellas y tener un fresco aroma.

1 comentario:

  1. Que hermosas plantas!!!!! Pero las mías son espectaculares

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...