Páginas vistas en total

lunes, 22 de abril de 2013

LA VERDADERA HISTORIA DE LOS HERMANOS DALTON

Tan solo tuvieron un periodo como forajidos de dos años (1890-1892) pero parece ser suficiente para haber calado hondo en los libros que relatan apasionantes historias de los personajes que fueron una parte clave y fundamental del Viejo Oeste americano. Entonces los buenos y los malos se retaban en la explanada frente al saloon y el sheriff del lugar tenía que vérselas con auténticos malhechores.
Los personajes que traemos hoy son de aquellos cuya fama ha perdurado durante años y, a pesar de haber transcurrido más de un siglo desde entonces, aún siguen estando muy vivos sus actos como auténticos forajidos.
En las aventuras del célebre personaje Lucky Luke, creado por el dibujante belga Morris (Maurice de Bévère) y cuyos guiones escribió junto a René Goscinny, pudimos conocer a unos malísimos "Hermanos Dalton" que, los creadores de las historietas, los situaron como primos de unos forajidos que existieron realmente y que, a finales del siglo XIX, pasaron de trabajar como acérrimos defensores de la ley a cometer auténticas fechorías.
Todo comenzó en 1888, cuando Frank, el mayor de los 13 hijos del matrimonio Dalton y ayudante del alguacil de Coffeyville (Kansas), fue asesinado en un tiroteo mientras perseguía a un peligroso ladrón de caballos. Tres de sus hermanos decidieron, como acto de venganza, ponerse a las órdenes de la autoridad del lugar y luchar contra el crimen en aquel estado.
Grattan, Bob y Emmett Dalton se dedicaron a perseguir a los malhechores que por aquellas tierras campaban, pero en poco más de un año se vieron tentados por cometer una serie de delitos que harían que pasasen a ser ellos los perseguidos.
Frank Dalton había ejercido en vida una gran influencia hacia sus tres hermanos, pudiéndolos llevar por el buen camino e inculcándoles los valores positivos y de respeto a la Ley. Eran tiempos difíciles, en los que la violencia y los delitos estaban a la orden del día.
Con todo ello, Frank había conseguido mantener a todos sus hermanos apartados del mal camino. Pero con el tiempo, la falta de éste como claro referente de los buenos valores, hizo que Grattan, Bob y Emmett fuesen rápidamente seducidos por el dinero fácil y la vida de forajidos.
Comenzaron a vender whisky en territorio indio (donde el alcohol estaba prohibido), robar caballos, atracar bancos y asaltar trenes. Fueron arrestados en varias ocasiones, pero la providencia y habilidad hizo que una vez tras otra se salvasen de morir en la horca o pudiesen escapar indemnes de su presidio.
En 1890 comenzaron sus fechorías y, a lo largo de los dos siguientes, se dedicaron a tener en jaque a todos los representantes de la ley de las poblaciones en las que iban cometiendo sus delitos, entre ellas el estado de Oklahoma donde, su más famoso 'Marshall', Heck Thomas persiguió sin tregua a la banda de los Hermanos Dalton y a su vez sirvió de motivación a estos para profesionalizar cada vez más sus golpes.
Se unieron a ellos otros forajidos y juntos sembraron el terror en múltiples localidades. Muchos fueron los trenes asaltados y un buen número de bancos recibieron la visita de este grupo de atracadores que, según pasaba el tiempo, iban perfeccionando sus robos.
Pero el 5 de octubre de 1892 asestaron el que sería su último gran golpe. Lo estuvieron preparando durante varias semanas y ese debía ser el que los retiraría durante una buena temporada y los llevase lejos de aquellas tierras.
Todo estaba previsto para realizar algo que ninguno de los legendarios forajidos habían podido realizar hasta el momento: robar dos bancos en un mismo día y en una misma población. Los bancos escogidos eran el C.M. Condon & Company's Bank y el First National Bank, la población… un lugar que conocían muy bien: Coffeyville, el lugar donde se criaron.
Algo falló en sus planes, porque la noticia del robo se filtró y llegó a oídos de los representantes de la ley de Coffeyville y allí estaban aguardándolos junto a un buen puñado de vecinos que iban armados hasta los dientes.
Y ocurrió lo inevitable, tal como aparecieron los Hermanos Dalton junto a su banda, fueron abatidos a tiros, falleciendo en el acto Bob y Grattan y sobreviviendo tan sólo Emmett, tras recibir 23 impactos de bala.
Los cuerpos fueron mostrados como trofeos de feria, acabando así con la etapa delictiva de los famosos Hermanos Dalton.
Emmett tras salir de prisión, de donde fue puesto en libertad gracias a un indulto concedida y en la que solo cumplió 14 años de la cadena perpetua a la que se le condenó, se trasladó hasta California, donde llevó una tranquila vida alejado de los actos fuera de la Ley y en donde trabajó como representante de pompas fúnebres y escribió una novela sobre las aventuras vividas junto a sus hermanos y que tituló "Beyond the law" (Más allá de la ley).
En 1918, el libro fue llevado al cine, rodándose una película con el mismo título y en la que Emmet Dalton interpretó los tres papeles principales encarnándose a sí mismo y sus dos hermanos, Bob y Grattan.
Emmet Dalton falleció en 1937 a la edad de 66 años tras llevar una tranquila vida repleta de éxitos como escritor y guionista en Hollywood.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...