Páginas vistas en total

domingo, 10 de marzo de 2013

JONBENET RAMSEY:CRIMEN SIN RESOLVER

JonBenét Patricia Ramsey nació en Atlanta - Georgia - EE.UU., el 6 de agosto de 1990. Desde muy pequeña su madre la presentó a varios concursos de belleza, ganando la mayoría de ellos y obteniendo muchos títulos a su corta edad.
En Estados Unidos, JonBenét era toda una heroína, la gente la adoraba, era una pequeña muy guapa y con mucho desparpajo encima del escenario, pese a su corta edad. Pero la vida de la pequeña reina de la belleza se acabaría cuando tenía tan sólo 6 años de edad. Fue un crimen que conmocionó a toda la población y que nunca se ha llegado a resolver.
JonBenét se mudó junto a su familia a Colorado cuando tenía un año. Sus padres eran John Bennett Ramsey, hombre de negocios y presidente y jefe ejecutivo de Access Graphics (empresa de servicios informáticos) y su madre Patricia "Patsy" Ramsey, que también había sido reina de belleza en su juventud, llegando a ser Miss West Virginia en 1977 y quiso que su hija siguiera sus pasos.
Desde que JonBenét era muy pequeña, su madre empezó a presentarla a numerosos concursos de belleza, donde la niña obtuvo diversos títulos, algunos de ellos muy importantes como el de "America's Royal Miss", "Colorado State All-Star Kids Cover Girl", "Little Miss Charlevoix Michigan", "Little Miss Colorado", "Little Miss Merry Christmas", "Little Miss Sunburst" o "National Tiny Miss Beauty".
FAMILIA RAMSEY
En todo este tiempo, la pequeña se fue haciendo muy famosa, convirtiéndose a su corta edad en toda una celebridad en el país.
Pero el 24 de diciembre de 1996, la madre de JonBenét encontró una carta de tres páginas en el primer piso de su casa en la que los presuntos secuestradores de la niña le exigían 118.000 dólares por su rescate.
Los padres llamaron inmediatamente a la policía, de esta manera estaban desobedeciendo las instrucciones que los raptores de la menor les habían especificado claramente en la carta: "no deben contactar ni con las autoridades, ni con ningún familiar o amigo".
En esa nota también le sugerían a los padres de la pequeña que la recolección del dinero sería monitoreada por el criminal y que la niña estaría de vuelta en casa en el momento en el que ellos entregaran la cantidad de dinero que les habían pedido.
Desde el primer momento la policía acordonó la casa de los Ramsey, algo anormal, ya que si expresamente y como es habitual, los secuestradores habían pedido que no se avisara a las autoridades, no era muy lógico montar ese dispositivo a vista de todos en la propia casa de la niña.
La nota de rescate encontrada por Patricia Ramsey:
"Sr. Ramsey: ¡Escuche cuidadosamente!. Somos unos individuos que representamos a un pequeño grupo de residentes extranjeros.
 Respetamos sus negocios, pero no el país donde los desarrolla.
En este momento tenemos a su hija. Ella está sana y salva, y si usted desea que esté viva en 1997, debe seguir nuestras instrucciones al pie de la letra.
Usted retirará $118.000 de su cuenta. $100.000 serán en billetes de $100 y los $18.000 restantes en billetes de $20. Asegúrese de llevar un maletín del tamaño adecuado al banco.
Cuando llegue a casa, pondrá el dinero en una bolsa de papel café. Lo llamaré mañana, entre las 8 y las 10 de la mañana, para informarle sobre la entrega del dinero. La entrega será exhaustiva, así que le recomiendo que descanse. Si vemos que recoge el dinero temprano, podríamos llamarlo luego para arreglar una entrega anticipada del maletín, liberando tempranamente a su hija.
Cualquier desobediencia a mis instrucciones traerá como consecuencia la ejecución inmediata de su hija. Tampoco le serán entregados sus restos para darle un funeral apropiado. Le aconsejo que no provoque a los dos señores que guardan a su hija, pues usted no es de su gusto particularmente. 
Si le cuenta a alguien sobre su situación, ya sea a la policía o el FBI, traerá como consecuencia la decapitación de su hija. Si lo vemos hablando con un vago, ella muere. Si alerta a las autoridades del banco, ella muere. Si el dinero está falsificado o intervenido de cualquier modo, ella muere. Puede intentar engañarnos, pero tenga en cuenta que estamos familiarizados con medidas policiales y tácticas. 
Usted tiene un 99% de posibilidades de matar a su hija si trata de ser más astuto que nosotros. Siga las instrucciones y tendrá un 100% de posibilidades de tenerla de vuelta. Usted y su familia están bajo vigilancia constante, al igual que las autoridades. 
No intente idear un plan, John. Usted no es el único poderoso merodeando, así que no crea que matar sea muy difícil. No nos subestime, John. Use ese buen sentido común de ustedes los sureños. ¡Todo depende de usted, John! ¡Victoria! S.B.T.C."
LA VENTANA DEL SOTANO
JonBenét era muy famosa, por lo que de inmediato se juntaron cámaras y seguidores en su casa que querían enterarse de lo que había ocurrido.
Y desgraciadamente no tuvieron que esperar mucho tiempo para enterarse de la noticia que nadie quería escuchar, la niña aparecía muerta.
Linda Arndt, detective de la policía de Boulder, le pidió a un amigo de los Ramsey, Fleet White, que llevara al padre de la menor junto a él para que buscaran dentro de la casa algo que fuera "inusual". John, junto a Fleet y un amigo más se pusieron a buscar, comenzando por el sótano y encontrando en la bodega de vinos el cuerpo de la pequeña, que estaba cubierto con una sábana blanca.
Tan sólo habían pasado ocho horas desde su desaparición.
John cogió a su hija y la llevó al primer piso de la casa, algo que las autoridades interpretaron como un acto para enturbiar futuras investigaciones, ya que en ese traslado del cadáver, el padre de la menor pudo contaminar algunas pruebas.
LA SABANA
Se llevaron a JonBenét para practicarle la autopsia. Los resultados de la misma revelaron que había sido asesinada por estrangulamiento y por una fractura en el cráneo.
Con una correa de nailon y el mango de una brocha, habían confeccionado un garrote con el que la habían estrangulado.
La boca se la habían tapado con una cinta adhesiva. La cabeza la tenía muy dañada por diversos traumas y habían abusado de ella sexualmente.
También encontraron en el estómago de la niña piña, que al parecer había comido pocas horas antes de su muerte. Su madre alegó que en ese momento no se encontraba con la menor.
Oficialmente la muerte oficial fue "asfixia por estrangulamiento asociado con trauma cráneo-cerebral".
En la escena del crimen se encontraron algunas pistas: - En el cristal de su ventana habían huellas de los dedos de una mano adulta.
- En la palma de su mano izquierda había un dibujo de un corazón hecho con tinta roja y una cruz dorada colgaba de su cuello. Además llevaba un anillo en la mano derecha y un brazalete de identificación que decía: "JonBenet 12-25-96".
- Su cabeza estaba girada hacia la derecha y sus brazos extendidos sobre su cabeza.
- Alrededor de su cuello tenía atada una soga o cuerda (ligadura blanca y sintética) y otra pieza anudada a su muñeca derecha sobre la manga de su camiseta, que aunque atada no estaba apretada.
- Algunos de sus cabellos se habían entrelazado con la soga del cuello.
- La cuerda alrededor de su cuello estaba enrollada en una barra de madera de 10 centímetros con la palabra "korea" impresa en ella con cinta dorada. Una porción de otra palabra en la barra de madera fue ilegible.
- La niña estaba acostada de espaldas al suelo, cubierta por una sábana y una sudadera del equipo de hockey "Colorado Avalanch".
- Según su padre, fue encontrada con cinta adhesiva de tela en su boca.
- Vestía una camiseta blanca de manga larga sin cuello, con una estrella plateada en el centro decorada con lentejuelas, ropa interior blanca y se encontraron manchas rojas y de orina en sus leotardos.
A las autoridades les llamó mucho la atención la actitud defensiva de los padres de la niña desde el comienzo de la investigación, así como extraña la contratación de dos abogados criminalistas, una mujer de relaciones públicas y un investigador privado.
Desde el principio encontraron sospechoso a su hermano Burke, que desde que había nacido la niña había vivido a la sombra de ella. Al parecer no se llevaban muy bien y el niño tenía muchos resentimientos. La gente que lo conocía decía que era muy tímido y bastante introvertido, por lo que no ser el centro de atención podía agravar su situación.
La familia insistía en que los niños se llevaban bien, pero en el verano de 1994, dos años antes y cuando la pequeña tenía 4 años, Burke le golpeó accidentalmente en su mejilla izquierda con un palo de golf mientras bateaba. la menor tuvo que someterse a una operación de reconstrucción de su mejilla por un cirujano plástico.
El niño, después del asesinato se pasaba todo el día llorando y mirando un vídeo donde aparecía JonBenét en uno de sus tantos concursos de belleza.
Burke también tenía en contra una frase que él mismo le había dicho a su psicóloga, Suzanne Bernhard, trece días después de la muerte de JonBenét: "Ahora estoy recuperando mi vida".
Aunque el test de ADN descartó a todos los familiares de la pequeña, los padres de la menor nunca pudieron evitar la condena social que los medios de comunicación se habían encargado de difundir.
En una publicación de la revista Vanity Fair, el medio aseguraba que la niña había fallecido mientras sus padres practicaban junto a ella un juego sexual que se les había escapado de las manos o de control, que es una teoría similar a la que había planteado el médico forense y escritor Cyril Wecht el 12 de enero de 1997 en Globe y que igualmente causó mucha controversia, porque también exhibían fotos del caso que eran bastante crudas.
En el año 2003, la justicia consideró que las pruebas halladas en la escena del crimen no eran suficientes para culpar a los familiares, por lo que quedaron exonerados.
Roger Depue, experto del FBI, concluyó en agosto de 2006, que el perfil del autor de la carta encaja con el de Patricia Ramsey. Según Depue, la nota fue escrita para confundir las verdaderas razones por las cuales murió la menor. Así como la frase "Los dos señores que guardan a su hija", que según el experto tienen claramente un toque femenino, como la oración "no intente idear un plan, John", denota que el autor sabía qué es lo que podría molestar al padre de la niña y que desde luego lo conocía muy bien.
John Mark, un profesor estadounidense de 41 años desempleado, fue detenido el 16 de agosto de 2006, reviviendo nuevamente el caso de la menor.
JOHN MARK
El ex profesor fue detenido en Bangkok - Tailandia, al parecer Karr se había adjudicado la culpa del crimen a través de un intercambio de correos electrónicos con el periodista Michael Tracey. Karr confesaba en esos e-mails haber sido el autor del crimen y que había sido "accidental".
Este profesor, como otros muchos hombres, estaba obsesionado con la menor, quería incluso escribir un libro sobre el crimen.
Pero las pruebas de ADN confirmaron que no era el asesino el 28 de agosto. Tampoco era normal que insistiera tanto en atribuirse el asesinato, a la vez que no paraba de contradecirse en sus declaraciones, como cuando dijo que ese mismo día había ido a recoger a JonBenét al colegio, cuando no habían clases. Todo ello confirmaba más todavía la necesidad del profesor por tener relación con JonBenét de cualquier manera, pero no había cargos en contra de él sobre el crimen de la pequeña, aunque quedó arrestado por su vinculación a la pornografía infantil, debido a varios cargos en su contra.
Hace unos meses, otro investigador forense examinó las pruebas de la pequeña, llegando a la conclusión de que dos pequeñas manchas marrones que había en su cuello de igual tamaño y a una distancia perfectamente marcada correspondían con un dispositivo de defensa mediante paralización por calambres. De la misma manera, este objeto con el que la niña quedaría inconsciente, explicaría el por qué su habitación y cama estaban perfectamente, sin señales de lucha de ningún tipo.
Además de la conmoción que provocó la muerte de la pequeña JonBenét, otro debate se abrió en la calle con el cruel crimen. ¿Hasta qué punto un menor puede ser expuesto de esas maneras? ¿Es posible que un menor sea una estrella y viva comúnmente como otros menores de su edad? ¿Cómo y hasta qué límites hay que protegerlos? Y si se hace, ¿cómo puede influir ese cambio y diferencias con otros niños de su misma edad la protección a un menor que se ha convertido en una estrella? .
Dicen que el destino de cada persona está escrito, pero está muy claro que JonBenét era una niña que atraía a pequeños y mayores y no a todos de la misma manera. Era una estrella que estaba en peligro continuo, porque la gente desaprensiva siempre está merodeando y en algún momento aprovechan la oportunidad para de alguna manera “coger” y apoderarse de esa persona con la que se han obsesionado.
Se han hecho muchos estudios a partir de este suceso sobre la exposición de los menores y la legalidad de hacerlo. Pero en Estados Unidos es muy típico hacer estos concursos y muchos artistas famosos en la actualidad han salido de ellos, como Britney Spears, Christina Aguilera o Justin Timberlake. Todos ellos asistieron a numerosos concursos desde que tenían la misma edad que JonBenét . El caso de JonBenét sigue abierto, porque son muchas las personas que no se conforman y no quieren dejar que el caso se pierda en el tiempo.
La reina de la belleza infantil seguramente habría llegado muy lejos en su carrera artística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...